Registro de seres antiguos

Gracias Valeria Gascón por este hermosisimo texto. Cuando uno se ve a través de otros ojos se empieza a comprender que somos uno y toda la creatividad emerge del mismo sitio.
Crear en cualquiera de sus formas es un privilegio humano, compartirlo con quienes admiras es alimento para seguir creando.

Admiro mucho a Val y su capacidad de crear universos de todo lo que ve, hace magia con las palabras. Si quieren conocerla más tiene un blog bonito

Gratitud Infinita. No dejes nunca de crear tienes mucho que compartir.



____________________________________________________

REGISTRO DE SERES ANTIGUOS
Ficha 0023
Clasificación encontrados dentro de : espíritu, bosque, viento.

En las traducciones más antiguas encontradas, se les conoce como “los señeros” y son considerados de buena fortuna si alguna vez uno llega a dejarse ver. La tradición habla sobre estos seres, como espíritus silenciosos de naturaleza amable, que tienen al musgo, el reflejo de la luna y los secretos, como sus cosas preferidas para proteger y guardar dentro de sí.
Cuenta la leyenda que fueron tratados de manera cruel cuando existieron por vez primera, en un mundo lleno de seres con mil rostros. Cuando la madre los dio a luz, nacieron con una sola cara y sin una más dentro de ellos. Los manuscritos de esa época son apenas unos cuantos, pero la mayoría recogen crónicas cruentas en donde las madres eran forzadas a pujar por horas para hacer nacer los rostros faltantes, arrastrándolas a la muerte debido al agotamiento que esto les ocasionaba. Según el lugar donde estos seres comenzaban su existencia, los métodos oscilaban en grados de injusticia y crueldad. En algunos lugares la madre era abierta en dos, con el fin de encontrar a los demás rostros dentro de ella, en otros las familias, consideradas un mal presagio, eran expulsadas de sus aldeas u obligadas a abandonar al bebé en los bosques circundantes, donde otros seres se apiadaban de ellos y los criaban como suyos. Los pocos de un rostro que se quedaron en su lugar de nacimiento, fueron siempre considerados aves de mal agüero, tratados siempre de forma despectiva, asignándoseles los oficios más duros e injustos. Su obstinación por sostener su rostro lo más cerca posible del pecho, alegando que de otra manera no podían ver, era considerada una necedad o defecto de nacimiento, ya que lo normal era sostener alguno de los rostros por arriba de los hombros.

Estos seres sin embargo, fueron los únicos que debido a su incapacidad de tener más de un rostro, perpetraron su existencia y encontraron fortaleza en su condena. Pues según las historias recopiladas en el registro de los primeros seres, cuando el primer viento llegó al mundo, arrasó con todo y con todos a excepción de los señeros. Las reconstrucciones históricas no son del todo exactas pero permiten entender un poco lo ocurrido: El viento que arrasó con todos los seres de los mil rostros (un eufemismo, pues habían entre ellos seres con sólo tres rostros y otros con cien o más), duró tres lunas. Comenzó con una ráfaga, que les hizo soltar un par de máscaras, lo que fue suficiente para comenzar con las tragedias y los problemas de identidad. Los seres de mil rostros perdiendo la razón y dejando a un lado cualquier instinto de supervivencia, corrieron intentando recuperar sus demás máscaras, sin las cuales no sabían quienes eran o cuantos eran al caso. Al llegar la tercera noche ya no quedaba nadie más que ellos, que desde el inicio habían sostenido con todas sus fuerzas su único ser. Cada uno de los señeros entonces inicio el camino, buscando un nuevo hogar para su segunda existencia. Se dice que incluso algunos desconocen la existencia de otros iguales a ellos, lo que los hace pensar aún en estas épocas como los únicos de su especie.

Existen mapas trazados intentando reconstruir los recorridos hechos por cada uno de estos seres. Algunos bosques y mares en donde se dice que han sido vistos son frecuentados con la esperanza de encontrarse con uno o más de ellos. Incluso se conocen historias sobre haberlos descubierto al dar la vuelta en alguna esquina, o en una banca de algún parque, siempre mientras quien los descubre come un helado de vainilla o café. Se sabe de personas que han platicado con alguno, cuando buscando una sábana extra en los inicios del otoño, lo descubrieron descansado entre las colchas dentro de un clóset, pero ninguna de estas historias ha sido comprobada hasta la fecha.

Advertisements

One thought on “Registro de seres antiguos

  1. Pingback: (or why are moms compelled to bronze your baby shoes) | *

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s